Merkel lamenta la falta de experiencia de la UE en chips y baterías

BERLÍN – La canciller alemana, Angela Merkel, expresó su preocupación por el hecho de que Europa no pueda fabricar los chips semiconductores y las baterías que necesita para competir en la producción de automóviles, así como en el desarrollo de aparatos inteligentes.

Merkel dijo en una cumbre sobre el futuro de la innovación en Alemania que Europa corre el riesgo de quedarse atrás en áreas como la computación cuántica, los chips y las baterías, esenciales para el futuro de la industria automovilística en su transición hacia la fabricación de más vehículos eléctricos.

«Si un gran bloque como la UE no está en condiciones de crear chips, no me siento cómodo», dijo. «No es bueno que seas una nación automovilística y no puedas producir el componente principal».

La escasez mundial de chips ha golpeado duramente a los fabricantes de automóviles después de que muchos cancelaran sus pedidos cuando las plantas estuvieron paradas durante la pandemia. Al mismo tiempo, la demanda de chips se disparó por parte de los fabricantes de electrónica de consumo, que fabrican dispositivos de alta calidad para personas atrapadas en casa.

Los fabricantes de automóviles utilizan chips para todo, desde la gestión informática de los motores hasta los sistemas de asistencia al conductor.

Si Europa pierde la capacidad de fabricar chips que se utilizan en dispositivos conectados a Internet, se hace muy dependiente, sobre todo de Asia, dijo Merkel.

La respuesta no es necesariamente replicar el desarrollo en múltiples países, pero la pandemia ha demostrado la necesidad de contratos más herméticos si Occidente quiere seguir subcontratando la producción de componentes a países menos desarrollados, dijo.

«Necesitamos un debate global sobre cuánta fiabilidad podemos darnos, o tendremos costes más altos si desarrollamos algo tres veces», dijo.

La Unión Europea ha creado una nueva alianza para apoyar la producción y el desarrollo local de semiconductores con el fin de reducir la dependencia de los proveedores extranjeros, mientras que el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha propuesto 50.000 millones de dólares para impulsar la producción de semiconductores en su país.

Deja un comentario